Blog

image

AGRICULTURA SANA

La “revolución verde” ha traído beneficios de productividad de cultivos, así como severos efectos sobre el medio ambiente y la salud humana. Los microorganismos benéficos promotores del crecimiento vegetal incrementan la superficie de las raíces de las plantas lo que favorece una mejor absorción de los nutrientes adicionados a los cultivos y contribuyen de esta forma a la disminución de los efectos adversos provocados por los fertilizantes nitrogenados. Con el uso de estas tecnologías se puede optar por utilizar menos fertilizantes nitrogenados sin riesgo de la disminución del rendimiento de los cultivos. Adicionalmente, aquellos microorganismos que degradan compuestos tóxicos pueden ser clave para la detoxificación de suelos contaminados y por consecuencia aportar al impacto en la salud humana [113]. Los microorganismos acoplados a las plantas hacen más eficientes los sistemas agrícolas, incluyendo la absorción de agua por las plantas. Será de gran importancia para el medioambiente extender el uso de microorganismos benéficos [70] para aumentar la productividad y competitividad de los mercados frente a las tendencias mundiales de salud y medio ambiente.

Leer más